Menú Principal
12 de septiembre de 2017

Centro de Sangre apuesta por la realidad virtual para promover la donación altruista

Si hay algo que caracteriza al Centro de Sangre del Servicio de Salud Valparaíso San Antonio, es la innovación. Su equipo de trabajo altamente cohesionado y unido ha permitido generar una serie de proyectos e iniciativas que tiendan a fomentar la donación altruista.

Es en ese contexto, que surge el proyecto Matrix, liderado por el tecnólogo médico, Adrián Goecke, quien aseguró que ésta es una apuesta pionera, y que está en la línea que plantea tanto la OMS como el Ministerio de Salud en relación a la medicina transfusional que busca promover la donación altruista de sangre.

“Para colaborar con el propósito de aumentar la captación y fidelización  de las personas altruistas, que donan en forma espontánea, por la satisfacción de ayudar a un paciente que no conocen, dimos inicio al estudio denominado Matrix, en el cual mediante realidad virtual, se busca distraer a los donantes, durante el proceso, lo que además contribuye a evitar reacciones adversas”, explica Goecke.

Asimismo, plantea que “el objetivo del estudio -el que cuenta con el apoyo de la Facultad de Estadística de la Universidad de Valparaíso- es aplicar una técnica innovadora mediante el uso  de lentes de realidad virtual, con contenidos audiovisuales relajantes -puede ser un gran océano- de no más de 10 minutos , para disminuir el estrés antes  y durante el proceso de donación”.

Durante el proceso no se pierde la interactividad entre el personal y el paciente consultando en forma permanente su estado y monitorizando sus ciclos vitales.

La ambición del proyecto, más que el alivio del dolor es sin duda, lograr que el 80% de los donantes atendidos manifieste su intención de volver  a donar y prefiera el apoyo de la Realidad Virtual en su nueva donación.

Así también, si la distracción con realidad virtual logra la relajación del donante, se puede inferir que la presión sanguínea y frecuencia cardíaca se mantendrán más bajas que la media del grupo control en estos mismos parámetros. Y si la relajación con realidad virtual produce la suficiente abstracción del entorno real, entonces es posible sugerir que el promedio de los valores de la escala de dolor, después de la punción y después de la extracción de la aguja, serán significativamente más bajos que aquellos promedios del grupo control.